Indonesia 2017: Tana Toraja

Llegar a Tana Toraja no fue tan fácil… bueno, fué fácil pero muy largo. 200 Km por carretera en 10 horas cansan un poco, aunque las paradas para alguna foto, comer y alguna visita hacian llevadera la ruta. La forma de conducir aquí y las carreteras no ayudan a avanzar, así que los desplazamientos son un poco largos.

Pero ya estamos en Rantepao dispuestos a pasar 3 días en la zona de los Toraja.

Rantepao es la ciudad más grande de la zona y es la que presta los distintos servicios a los pequeños pueblos que hay por esta zona muy montañosa y plagada de cultivos de arroz. Los Toraja viven principalmente de la agricultura y del comercio, y su vida gira alrededor de la muerte. Celebran grandes funerales cuando consiguen ahorrar el costo de uno, en el que sacrifican búfalos para agasajar a todas las personas que asisten a ellos. Las sepulturas también tienen mucha importancia, y se realizan tanto en la propia vivienda familiar como en rocas y cuevas.

Tuvimos oportunidad de asistir a un funeral, aunque nos saltamos el sacrificio de los búfalos, y a la bendición de una casa, donde se reunen todos los vecinos y familiares y celebran una fiesta que termina con el sacrificio de muchos cerdos que luego asan en parrillas.

Tambien visitamos distintos enterramientos de los Toraja… esto no me molo mucho… que necesidad… pero bueno, todo hay que verlo y quedó compensado con el paisaje de la zona y los arrozales.

Hicimos un pequeño trecking por la zona para acabar durmiendo en una casa toraja, y de esta forma poder ver el amanecer. Estuvo muy bien y el paisaje es espectacular, aunque la pateada acabo quitándonos las zapatillas y tirando los calcetines… ¿a que me recuerda esto?.
No había forma de andar por los arrozales, y descalzos logramos ascender hasta el pueblo donde ibamos a pasar noche… aunque previamente hubo que lavar toda la ropa.

A estas alturas ya estamos un poco aburridos de la comida. Llevamos 2 semanas comiendo arroz blanco, pollo pescado que sabe a pollo y verdura. Como un bocata del txirrintxa nos quedaba un poco lejos, nos dimos un homenaje a base de chuleta de búfalo con salsa de setas y verduras al vapor. Muyyyyyyyyyyyyyyy bueno… y solo por 3 euros. 🙂

Toda una experiencia esta zona, hay que visitarla para ver como vive la gente su cultura y sus creencias. Se me hizo un poco corta la visita de tres días, pero había que seguir ruta hacia la zona del lago Poso, Ampana y Makaya antes de tomar el ferry que nos llevaría a tres días de vida relajada en la isla de Una Una.

En el camino a Makaya tuvimos la oportunidad de visitar el Lago Poso y nuestro guía Umar nos invitó a cenar a su casa. Una noche muy agradable en la que cenamos arroz blanco, caldo de calabazo, pescado blanco y patatas fritas, todo muy picante, como les gusta aquí.

Un párrafo para la crema de calabaza. Nos la dieron en varios sitios y la hacen con calabaza y leche de coco. Después le añaden unos trozos de calabaza y alguna especia. Tuvimos la oportunidad de probarlo varias veces y muy muy bueno.

También aprovechamos para hacer algo de compra. Nos comentaron que en las islas Togian, concretamente en la isla donde íbamos Una Una no hay oportunidad de comprar nada, y todo se limita a las tres comidas diarias de arroz blanco, pescado, pollo y verdura o frutas. Tampoco hace falta tanta dieta, así que aprovechamos para comprar cuatro grandes bolsas de galletas, pastas, chocolate y todo tipo de derivados.  También, pese a ser una zona donde no se vende alcohol (la mayoría son practicantes musulmanes), nos las arreglamos para conseguir una botella de whisky.

Y en esta compra llegó la anécdota de la visa. Para sacar 240 Euros del cajero (en Una Una no hay cajeros), hay que sacar en dos veces cuatro millones de rupias. Entre contar, los comprobantes, sacar dos veces dinero etc… me dejé olvidada la visa en el cajero.
Pero hubo suerte, 2 minutos después una persona me buscada dentro del supermercado y me devolvía la visa… Graciasssss¡¡¡¡¡ 🙂

Se el primero en dejar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


*