Marruecos 2018: De Hassilabied a Pamplona

Habíamos llegado ya hasta donde acaba la carretera y empieza el desierto, así que tocaba empezar a pensar en volver. Todavía quedaban días de vacaciones, así que con la calma.

Al despertar en Hassilabied vimos que la tormenta de la pasada noche había dejado su rastro. La zona del pueblo y el desierto estaban completamente encharcadas y con barro. Aunque la gente del lugar decía «esto es oro», a nosotros nos tocaba luchar un poco para sacar las motos hasta la carretera, que distaba más o menos un kilómetro. Hubo que empujar un poco y sacar la moto del barro, pero al final volvimos a la carretera y empezamos ruta hacia el norte por la N13 dirección Rachidía y Midelt.

Se nos ocurrió que una buena opción para llegar a Fez era volver a atravesar el Atlas por un desvío en la zona de Itzer. Este desvío lleva por una parte a Khenifra y por otra a Azrou. Eran unos 120 kilómetros hasta Azrou y luego carretera a Fez.

70 kilómetros después de caminos de montaña bastante incómodos, muy rurales y muy poco poblados decidimos ir hasta Khenifra y seguir recto, sino no íbamos a llegar nunca a Fez.

Llegamos por la noche a Fez. La carretera N8 que lleva hasta la ciudad desde el sur, aunque es ancha y tiene buena pinta, tiene el asfalto completamente pulido y muy resbaladizo. En la ciudad pasa lo mismo, a lo que se suma el tráfico y la gente… así que paso lo que no había pasado por los ríos, atlas y caminos… al suelo en una rotonda. Íbamos muy despacio y no paso nada quitando el pequeño atasco que montamos.

Pillamos un Riad en la medina y paseo por el zoco, que a esas horas ya estaba casi vacío y estaban cerrando.

Al día siguiente después de dejar que niños y adolescentes se hicieran fotos subidos en la moto arrancamos hacia el norte,a la zona de Ketama, Chefchauen (llamado también Chauen o Xauen)  y Tetuan. Paramos en una gasolinera a revisar un poco las motos, aceite, cambiar una maneta, ruedas etc…

Una vez que comprobamos todo partimos hacia la zona de Ketama por la N8 hasta Ketama. Esta carretera está en perfecto estado, es curveada por puertos de montaña y el tráfico no es pesado. Disfrutamos de la ruta hasta la zona de Ketama, zona boscosa y de montaña donde parece que la forma de vida es el cultivo de marihuana y hachis. Lo ofrecen por la carretera a poco que te pares…
En la zona de Ketama cogemos dirección Chefchauen y llegamos al anochecer. En la ciudad negociamos un parking subterraneo de 5 euros la noche para las dos motos y cogemos una habitación en un pequeño hotel con terraza en la medina.

Yo no había oido hablar de Chefchauen, pero me ha parecido una de las ciudades más bonitas de Marruecos. Tiene su fortaleza, medina, mezquita, zoco… todo lo que puedes esperar de una ciudad marroquí pero con el sabor rural del norte del pais. Además los edificios de la medina están decorados en color azul y el zoco es un poco más «asumible» que el de las grandes ciudades. Un gran sitio. Llegaban los últimos días de vacaciones, así que toco comprar los diferentes regalos para las sobris y pensar en la vuelta.

Nos sobraba un día en Marruecos que habíamos reservado para contingencias, así que al día siguiente adelantamos la vuelta en el ferry y por Tetuán llegamos a Tanger-Med para coger el ferry y llegar a Algeciras.

Como comentaba, nos había sobrado un día y teniamos dos para volver desde Algeciras hasta Pamplona. Decidimos hacer una ruta por la sierra de Ronda hasta Córdoba y de allí atravesar la zona de Ciudad Real y Cuenca, para por Soria llegar a Pamplona muy contentos por el viaje realizado… y llenos de barro. 🙂

2 comentarios en Marruecos 2018: De Hassilabied a Pamplona

  1. Me gusta el color azul… de las callejuelas, es precioso.
    En cuanto a los molinos de viento….! porque veo los letreros en árabe, que sino…

    • La ciudad de la medina en color azul es Chefchaouen, al norte de Marruecos muy cerca de Tetuán. Yo no había oído hablar de esta ciudad, pero me ha parecido de lo más bonito de Marruecos… por cierto, aquí está el mejor restaurante de los que hemos comido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


*