Sri Lanka 2019: Udalawawe

Estuve dos días En Ella. Es un pueblo muy pequeño y turístico, ya que el tren por las montañas hasta Ella es muy popular y todo el mundo acaba estando algún día por esta zona.
Es una zona bastante montañosa donde las cascadas y las zonas de plantaciones de te ocupan casi todo el paisaje, eso sí, en los días que estuve yo muy lluvioso por las tardes.

Después de dos días de excursiones por lazona cogí dos autobuses hasta UdaWalawe. Este pequeño pueblo tiene como principal destino el Parque Nacional del mismo nombre y que alberga multitud de elefantes, búfalos, cocodrilos y pájaros. La idea era llegar por la mañana al pueblo, buscar un alojamiento y al día siguiente hacer un safari por el parque.

Al final cogí un hotel de tres cabañas en medio del bosque. Me adelanté un poco y lo cogí por booking… así que tampoco sabía muy bien donde estaba. El tuktuk me llevó hasta el hotel y este estaba a 700 metros del pueblo… en el bosque.

Yo era el único huesped, así que el propietario me preparó la comida, me conectó la wifi, contraté con él el safari del día siguiente y se fué. ¿Que hago yo en medio de un bosque de Sri Lanka a las dos de la tarde y sin nada que hacer hasta el día siguiente?. Decido dar un paseo, pero viendo mi nula capacidad de orientación decido no alejarme mucho. Salir del sendero a la carretera, torcer a la derecha y cuando me aburra de pasear volver sobre mis pasos, torcer a la izquierda en el sendero y volver a casa… fácil ¿no?, pues me perdí… En media hora construyeron un cruce que antes no estaba y ya no se donde paraba…

Después de una hora saludando a todos los habitantes de las casas (algunos más de una vez), y seguir sin encontrar mi sitio me encuentro con un chaval que estaba limpiando un jeep del parque. Le comento si sabe donde está mi casa y me dice que muy cerca, a unos cincuenta metros… pero me pregunta si antes de volver no quiero ver el templo del pueblo y el lago.
Tampoco tenía mucho que hacer, así que después de ver el templo con su buda y sus monjes nos dirigimos al lago… y este estaba dentro del parque.
Los chavales del pueblo habían hecho un agujero por debajo de la valla del parque para colarse y ahí estaba yo pasando por debajo de una valla de un parque para el que al día sigueinte había contratado un jeep y un guía por 30 euros :-).
Después de la valla había un grupo de árboles y se veía una gran explanada y el lago… salimos a la explanada y nos encontramos con 26 elefantes… alucinante. El chaval quería que avanzáramos hacia el lago, pero yo ya me había salido mucho de mi zona de confort, así que después de unas fotos vuelta a la valla y para casa :-).

Al día siguiente a las cinco de la mañana ya tenía el jeep esperándome. Era importante ir pronto al parque. A las seis más o menos los animales están buscando comida y se les puede fotografiar. Cuando sale el sol se meten en la espesura y ya no se les ve. Existe la posibilidad de entrar al parque a la tarde, pero es muy aconsejable hacerlo durante la mañana.
Es safari fué espectacular. No vi el leopardo, pero el resto de animales del parque se dejaron fotografiar sin problemas. Estaba yo solo en el jeep, así que el chofer paraba o arrancaba cuando yo le decía. Una cosa… a la entrada del parque y cuando coges el ticket hay gente que se ofrece como guías. Cada uno que haga lo que quiera, pero me dió la impresión que te cuentan cosas que se pueden ver en internet y lo que quieren es que les des dinero.

Una vez acabado el safari hacia las 11 de la mañana vuelta al hotel y autobús hasta el sur de Sri Lanka. La idea era ir hasta Mirissa y desde allí recorrer toda la costa hasta Negombo antes de volver a casa… pero eso se queda para otro día.

Se el primero en dejar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


*