Sri Lanka 2019: Zona sur y Galle

Después de tres autobuses absolutamente llenos de gente y maletas llegué a Mirissa. Estaba agotado de autobuses, así que lo primero era buscar un sitio para comer y descansar y luego ya apañaría un hotel.

Estaba al sur de Sri Lanka, en la costa. La idea era recorrer la costa desde Mirissa a Colombo parando en diferentes pueblos y por supuesto estar dos días en Galle. No tenía muy claro si parar algún día en Colombo, así que lo dejé para pensarlo según surgieran los días.

Mirissa es un pueblo bastante turístico donde se puede practicar el buceo, ir a ver ballenas y hacer surf. No fué muy dificil encontrar un hotel en la playa con piscina por solo 13 euros la noche desayuno incluido. Tenía pensado estar dos noches, pero viendo que estaba muy bien decidí quedarme cuatro.

Me apunté a una excursión para ver ballenas. Decían que era muy fácil verlas aunque no fuera la época… pero no lo conseguí. Seis horas en un barco dando vueltas por el mar para la final no ver nada.

Al día siguiente contraté una jornada de buceo en un centro muy cerca del hotel. El agua estaba a 29 grados, así que se podía bucear sin problemas sin neopreno. En Mirissa Dive Center la verdad es que te atienden muy bien y te asignan un guía de buceo. El buceo no es muy complicado aunque en Octubre la visibilidad es un poco justita. No hay coral, se lo comió el tsunami de 2004, pero hay mucha vida.
Me lo pasé bien, así que decidí hacer otra jornada de buceo al día siguiente.

Acabados los cuatro días en Mirissa, autobús de nuevo (ya soy un experto en parar autobuses en la carretera sin ir a la estación de autobuses), y viaje hasta Galle.

Galle es una ciudad que tiene una zona fortificada que en su día fué colonia inglesa, holandesa y portuguesa. Una vez dentro de la ciudadela parece que estás de nuevo en la europa colonial y has salido de Asia. Creo que es una ciudad muy interesante para visitar, sobre todo si te puedes alojar en el interior de la ciudadela.

Y como había estado más de la cuenta en la zona de playa, me salté Colombo. No parecía tener mucho que visitar y estaba jarreando, así que seguí hasta Negombo (donde había estado al comenzar el viaje), para dos días antes de volver a casa.

En resumen:

  • Un pais que contiene zonas culturales al norte, la zona colonial y del te en el centro, selva al sur y zonas de playa y relax. Tiene casi de todo en no muchos kilómetros.
  • Aunque es un poco más caro que el resto de Asia, no te va a suponer mucho dinero sobre todo si viajas en grupo.
  • Yo hice todo el viaje en autobús y tren. No son muy cómodos pero te da la oportunidad de conocer gente y costumbres que no ves si viajas en furgoneta turística.
  • Si te animas, hacer todo el viaje en tuktuk tiene muy buena pinta.
  • La gente es muy amable, y desde el punto de vista de la seguridad no vi ningún problema. Patrullas militares protegen al sur las zonas católicas, supongo que a partir de los atentados de Febrero de 2019.
  • En cuanto a problemas sanitarios, he visto hospitales tanto privados como públicos en todos los sitios, así que supongo que para cualquier emergencia puede haber una solución.
  • En Octubre es bastante lluvioso… pero bueno, solo es agua. 🙂

Hasta la próxima!!

Se el primero en dejar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


*